EL PENSAMIENTO ANTIGUO RODOLFO MONDOLFO PDF

Obra acogida. Para lograr este fin, no me haba evitado existente en la actual bibliografa castellana. Quiero demostrar por este trabajo ni atenciones para la primera edicin del libro, aparecida en medio mi agradecimiento a los lectores por la simpata constante con la Italia en y acogida muy favorablemente por el pblico y la crtica. Ahora, para esta edicin castellana, he renovado mi esfuerzo, agregando nuevas partes de texto y anotaciones, y rehaciendo muchas R. Un extranjero brbaro , fue el primero en observar estas cosas astronmicas. Y desde all han llegado frente al muy discutido problema de los orgenes, que se refiere estas nociones astronmicas a todas partes, aun aqu en Grecia , particularmente a las relaciones de la ciencia y de la filosofa helnicas, conocidas desde tiempo extremadamente antiguo e infinito.

Author:Salkree Gashicage
Country:New Zealand
Language:English (Spanish)
Genre:Marketing
Published (Last):1 June 2013
Pages:360
PDF File Size:13.47 Mb
ePub File Size:18.93 Mb
ISBN:930-2-98621-130-3
Downloads:34198
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Moogukazahn



En la misma idea se inspiraba hace un siglo la compilacin de la Historia philosophia graecae et romanae ex fontium locis contexta, de Ritter y Preller, reelaborada y ampliada despus por otros, en las ediciones sucesivas, hasta la IX, de Obra merecidamente famosa, pero que, transcribiendo los textos en la lengua original griega, permaneca accesible slo a quien poseyera adecuadamente esa lengua, por lo que su utilizacin qued limitada a ejercitaciones filolgicas en las Universidades.

Tuvieron, en cambio, un uso ms amplio, en varios pases, antologas de pasajes o escritos traducidos, pero que no contentan una exposicin histrica sistemtica y orgnica de la filosofa antigua. En cambio, mi intencin y mi esfuerzo se han dirigido a hacer derivar, de los pasajes elegidos, y traducidos fielmente, el pensamiento de los autores, de manera orgnica, en su ntima conexin lgica, es decir, en presentar no una simple antologa, sino una verdadera historia del pensamiento antiguo.

Para lograr este fin, no me haba evitado trabajo ni atenciones para la primera edicin del libro, aparecida en Italia en y acogida muy favorablemente por el pblico y la crtica. Ahora, para esta edicin castellana, he renovado mi esfuerzo, agregando nuevas partes de texto y anotaciones, y rehaciendo muchas otras, para corresponder mejor, tambin, a los nuevos resultados de recientes estudios.

He incorporado al libro, adems, la sntesis histrica, que en la edicin italiana, se hallaba separada, para uso de los estudiantes, y he agregado, finalmente, una bibliografa sistemtica, que pueda servir de orientacin a quien desee profundizar el estudio de alguna de sus partes. Me lisonjeo de ofrecer as, a los lectores, la posibilidad de acercarse ms directa y eficazmente al pensamiento antiguo, que con la lectura de un manual de historia.

Universidad Nacional de Crdoba, invierno de Agrego por lo tanto a esta edicin una sistemtica Gua bibliogrfica de la filosofa antigua, que confo pueda llenar un vaco existente en la actual bibliografa castellana.

Quiero demostrar por este medio mi agradecimiento a los lectores por la simpata constante con la cual han acompaado mi libro. Las grandes civilizaciones orientales es decir, sumeria y caldea o asirio-babilnica, irania, egipcia, fenicia, etc.

Ya Herdoto, Platn, Aristteles, Eudemo y Estrabn, hacan proceder de los caldeos, egipcios y fenicios, ciencias cultivadas despus por los griegos, tales como la astronoma, la geometra y la aritmtica, y Platn haca alabar por el viejo sacerdote egipcio, la antigedad de su sabidura, frente a la infancia de la griega].

Los griegos aprendieron de los caldeos el uso del cuadrante solar, el gnomn y las doce partes del da. As, ya se hallaban constituidas todas las artes dirigidas a las necesidades y a la comodidad del vivir , cuando se descubrieron estas ciencias, que no se aplican al placer ni a las necesidades de la vida, y aparecieron primeramente en aquellos pases, donde haba quienes disfrutaban del ocio y las comodidades suficientes para dedicarse a las ocupaciones intelectuales.

Por eso en Egipto, antes que en otras partes, se constituyeron las disciplinas matemticas, porque all le estaba concedida a la casta sacerdotal esa comodidad. Un extranjero brbaro , fue el primero en observar estas cosas astronmicas. Pues un antiguo pas nutri los primeros observadores de estas cosas que, por la belleza de la estacin estival de la que Egipto y Siria gozan abundantemente, observaban, por decir as, siempre visibles todas las estrellas, como aquellos que habitaban comarcas del mundo, siempre alejadas de nubes y lluvias.

Y desde all han llegado estas nociones astronmicas a todas partes, aun aqu en Grecia , conocidas desde tiempo extremadamente antiguo e infinito. Pero fijemos bien en la memoria que lo que nosotros, griegos, hemos tomado de los extranjeros brbaros , esto ha sido, al fin, perfeccionado por nosotros. Oh Soln, Soln! No poseis an ciencia que, por efectos del tiempo, haya llegado a ser antigua. En cambio, en este pas Egipto. Se observ que la astronoma caldea con todas sus observaciones y registros, permaneci tiendo simple astrologa, cuyo fin esencial era el horscopo; la geometra egipcia, permaneci limitada a una tcnica de medidas para fines prcticos, especialmente de agrimensura; las matemticas de Egipto y de Caldea se detuvieron en los clculos empricos, sin elevarse a las exigencias lgicas de la demostracin; por lo tanto, todas ellas representaran un estadio pre - cientfico, que el genio griego pero bien pronto por virtud propia, convirtindose en el creador de la ciencia y de la filosofa.

Estudios ms recientes, han vuelto a revalorizar nuevamente, en parte, la ciencia mesopotmica y egipcia, reconociendo, junto a la tcnica dirigida a fines prcticos y utilitarios, tambin, a veces, un inters cientfico desinteresado, una tendencia hacia la generalidad y un encaminamiento a la racionalidad.

Y junto a esta iniciacin de investigacin cientfica reconocida entre los babilonios, especialmente en las matemticas, y entre los egipcios, particularmente en la medicina , se admite tambin, en las culturas orientales, dentro de la especulacin religiosa, la existencia y la formacin de conceptos, envueltos, es cierto, en formas mticas, pero capaces de desenvolvimientos filosficos. Son todos elementos fecundos en desenvolvimientos filosficos, fciles para transmitirse en la vestidura del mito, bajo la cual, precisamente se han difundido, de la una a la otra, en las antiguas culturas orientales.

Como ha escrito un autorizado orientalista contemporneo G. Elementos importantes de estas culturas, desde la tcnica a los mitos, se haban transmitido ya a la civilizacin prehelnica a travs de contactos, directos o indirectos; que luego tornan a transmitirse a la cultura griega. Y no deja de tener significacin el hecho de que la ciencia y la filosofa griega nacen y se afirman primeramente en las colonias de Asia Menor y en la poca entre los siglos VII y VI en que Mileto, Samo, feso, etc.

Damos aqu, en breves citas, algunas pruebas de las cosmogonas y teoras csmicas orientales: dos citas relativas a las derivaciones del cosmos de un caos acuoso primordial como en el mito griego del Ocano y en la cosmologa de Tales en la cosmogona babilonia y la egipcia; la otra relativa a la idea del gran ao, en el que, peridicamente, se desarrollara el ciclo csmico].

Cuando todava por encima no estaba nombrado el cielo; por debajo la tierra firme no tena todava un nombre, el Apsu primero su generador, Mummu y Tiamat, la generadora de todas ellas , se mezclaban sus aguas entre s todava no se haban construido mansiones para los Dioses, y la estepa no era visible an, cuando todava no haba sido creado ninguno de los dioses, y ellos no tenan an un nombre y los destinos no haban sido asignados a ninguno de ellos, fueron procreados los dioses en medio de ellos.

Enuma Elis, poema babilonio de la creacin: exordio. Sigue despus la historia del nacimiento de los otros dioses seres y fuerzas csmicas y de la formacin del cosmos y de la gran lucha entre las divinidades primordiales o fuerzas del caos tenebroso y las divinidades o fuerzas de la luz y del orden csmico, que termina con la victoria de estas ltimas].

Al principio era Nun, masa lquida primordial, en cuyas infinitas profundidades flotaban confusos los grmenes de todas las cosas. Cuando comenz a brillar el Sol, la Tierra fue allanada y las aguas separadas en dos masas diferentes: una engendr los ros y el Ocano: la otra, suspendida en el aire, form la bveda del cielo, las aguas de lo alto, en las cuales, astros y dioses, transportados por una corriente eterna, se pusieron a navegar MSPERO, Hist.

Beroso, sacerdote caldeo del siglo III a. Rodolfo Mondolfo El pensamiento antiguo 2. XI, dice de Soln , por el doble deseo de "comerciar y de ver", hallaban un aguijn eficacsimo para la creacin de la ciencia de la filosofa en su innata y caracterstica curiosidad. Y los documentos y las noticias que tenemos acerca de su actividad intelectual anterior al surgimiento de las primeras escuelas filosficas, demuestran un vivo fermento de pensamiento, que iba preparando el desarrollo de la filosofa, la que, por otra parte, en su significado ms general de reflexin del hombre sobre s mismo, sobre la vida y el mundo, es tan antigua como la humanidad pensante].

Precisamente, es caracterstico del filsofo este estado de nimo: el de la maravilla, pues el principio de la filosofa no es otro, y aqul que ha dicho que Iris la filosofa es hija de Thaumante la maravilla , no ha establecido mal la genealoga PLATN, Teeteto, d.

En efecto, la maravilla ha sido siempre, antes como ahora, la causa por la cual los hombres comenzaron a filosofar. Al principio se encontraron sorprendidos por las dificultades ms comunes; despus, avanzando poco a poco, plantearon problemas cada vez ms importantes, tales, por ejemplo, como aquellos que giraban en torno a los fenmenos de la luna, del sol o de los astros, y finalmente los concernientes a la gnesis del Universo.

Quien percibe una dificultad y se admira, reconoce su propia ignorancia. La unidad primordial inmediata entre los problemas humanos y los problemas csmicos. Tambin el amante del mito es, en cierto modo, un filsofo, ya que el mito se compone de maravillas. Los antiguos, ms an, antiqusimos, telogos , han transmitido por tradicin a nosotros sus descendientes, en la forma del mito, que los astros son dioses y que lo divino abraza toda la naturaleza entera.

Se suele decir que los dioses tienen forma humana, o se transforman en semejantes a otros seres vivientes. Pero, si se deja de lado todo lo dems, y se guarda lo esencial, es decir, que se crey que las sustancias primeras eran dioses, pudiera pensarse que esto se afirm por inspiracin divina, y, probablemente de toda arte y filosofa. Hay algunos que creen que, tambin los ms antiguos, que vivieron mucho tiempo antes que la generacin presente, los primeros en tratar de los dioses, han pensado de la misma manera que Tales respecto a la naturaleza, ya que hicieron de Ocano y Tetis los progenitores de la generacin, y el agua, llamada por los poetas Estigia, la presentaron como juramento de los dioses: ahora bien, lo ms venerable es lo que es ms viejo, y la cosa ms venerable de todas, es el juramento.

Pudiera sospecharse que el primero en buscar un principio de este gnero es decir, una causa de la que derive el movimiento de los seres , haya sido Hesodo o cualquier otro, si antes que l coloc, en los seres, como principio, el Amor Eros o el Deseo, como Parmnides lo hizo despus. Ya que, tambin ste reconstruyendo la gnesis del universo, dice: "Como el primero entre todos los dioses, ella la divinidad que rige el universo cre a Eros".

Y Hesodo: "El primero entre todos los dioses fue el Caos, despus la Tierra de amplio seno, y Eros, que sobresale entre todos los inmortales" expresando la necesidad, en los seres, de una causa que mueva y una las cosas ARIST. Aristteles ya estaba plenamente convencido de ello. Pero el antropomorfismo mitolgico de esta primera especulacin, tiene gran importancia en otro aspecto: que nos muestra que los problemas csmicos, son concebidos inicialmente en la forma de problemas humanos, es decir, se hallan modelados sobre la norma de stos, con la personificacin de los elementos naturales y la concepcin de sus relaciones como si estuviesen gobernados por las mismas fuerzas que rigen las relaciones entre los hombres.

Lo que significa evidentemente que al contemplar y tratar de comprender la naturaleza, el pensamiento mtico posee ya y, por lo mismo, puede emplear los conceptos relativos al mundo humano: o sea, que la reflexin sobre el mundo humano ha precedido a la reflexin sobre el mundo natural, que por ello, en su primer surgir, se enlaza y se apoya en aqulla. Y esta observacin, tan evidente como olvidada, basta para trastrocar las convicciones tradicionales lugar comn de la historiografa , de que la atencin del hombre se vuelve hacia la naturaleza fsica, antes que hacia el mundo humano y que por ello la filosofa comienza como cosmologa, para transformarse en antropologa, slo en una segunda y tarda fase.

En realidad, la precedencia de la forma mitolgica demuestra lo opuesto, y lo que no es de menor importancia , tambin la filosofa naturalista, en su surgimiento, conserva primeramente, en parte, la forma mitolgica antropomrfica, demostrando mantener su dependencia de las observacones y meditaciones del mundo humano. Lo que no pasaba inadvertido para Aristteles, tal como aparece en los pasajes arriba citados, y haba sido ya claramente visto por Platn, cuando sealaba que los elementos naturales estn personificados por los cosmlogos, que conciben, entre ellos, las relaciones recprocas como matrimonios, generaciones y luchas, gobernadas por las fuerzas opuestas del Amor y del Odio.

Otro, diciendo que son dos hmedo y seco o calor y fro , los une y los desposa. La estirpe de los eleatas, entre nosotros, que comienza desde Jenfanes, o quiz antes, nos relata sus mitos, como si lo que se llama "todas las cofas", fuese una sola cosa. Ciertas musas jnicas Herclito despus, y algunas sicilianas posteriores a ellas Empdocles , concuerdan en pensar que ofrece mayor seguridad entrelazar distintos mitos entre si, y decir que ser es mltiple y uno, y que es mantenido unido por el odio y el amor" Sofista, c.

A estas observacones debe agregarse, que no slo las cosmogonas filosficas se modelan en parte sobre las precedentes teogonas mticas, dominadas por las relaciones de generacin y de lucha, sino que el mismo concepto de cosmos es tomado del mundo humano el acomodamiento, el orden de la danza, el orden de los ejrcitos para ser aplicado a la naturaleza, y que la idea de la ley natural ce presenta al comienzo como idea de justicia Dke , con la pena del talin para toda infraccin: o sea que toda la visin unitaria de la naturaleza no es sino una proyeccin en el universo de la visin de la polis sociedad y estado de los hombres.

La primera reflexin sobre la naturaleza, se enlaza siempre, pues, la reflexin sobre el mundo humano, que debe haberla precedido para poder darle los propios cuadros y conceptos directivos] Rodolfo Mondolfo El pensamiento antiguo 3. Este es as orden lgico de exposicin, que no quiere significar orden cronolgico de presentacin histrica]. Ocano generador de los dioses, y Tetis madre litada, XIV, y Se trata del mito ya comn a todas las antiguas civilizaciones orientales babilonia, egipcia, hebraica, fenicia, a.

La interpretacin cosmognica del mito, como se ha visto, haba sido afirmada en Grecia ya antes de ARISTTELES: "Hay algunos que creen que, tambin los ms antiguos, que vivieron mucho tiempo antes de la generacin presente, los primeros en tratar sobre los dioses, han pensado de la misma manera que Tales respecto a la naturaleza, ya que hicieron de Ocano y Tetis los progenitores de la generacin, y hacan jurar a los dioses por el agua, llamada por sus poetas "Estigia", considerndola la cosa ms venerable, o sea ms antigua de todas".

Metafsica, I, , b. Entre los "algunos" de los que habla Aristteles, se hallaba tambin Platn. Tambin Orfeo dice: Ocano, el de las bellas ondas, fue el primero que introdujo las bodas, l que despos a Tetis, su hermana nacida de la misma madre". Cratilo, , b. Tambin EUDEMO consenta en ver aqu expresado el pensamiento de Homero sobre el origen de las cosas; pero ms tarde, el neoplatnico DAMASCIO, objetaba: "No debe aceptarse lo dicho por Eudemo, de que Homero comience por Ocano y Tetis, porque parece que l saba que tambin la Noche es una divinidad tan inmensa, que el mismo Zeus la honra: "pues se contuvo de realizar ninguna cosa ingrata a la Noche, que se abisma".

Iliada, XIV, Pero tambin Homero ha comenzado por la Noche". En el pasaje en el que se apoya Damascio, la Noche es llamada tambin: "domadora de los dioses y de los hombres" ].

Antes que todas las cosas, fue el Caos, y despus la Tierra Gea de amplio seno, asiento siempre slido de todos los Inmortales que habitan las cumbres del nevado Olimpo, y el Trtaro tenebroso enclavado en las profundidades de la Tierra espaciosa, y Eros, el ms hermoso entre los Dioses Inmortales, que libra de todas las preocupaciones y subyuga en el nimo de todos los Dioses y todos los hombres la mente y el consejo prudente.

Y primero engrendr la Tierra al Cielo estrellado Urano , similar a ella en grandeza, para que todo lo cubriese y fuese segura morada para los Dioses dichosos. Y engendr despus los grandes Montes, agradables moradas de los Dioses y de las Ninfas, que habitan las montaas llenas de valles.

Concibi despus a Ponto, el mar indomable y estril, que al hincharse bate furioso, pero sin el concurso de amoroso abrazo. Teogona, y siguientes. Estas teomaquias concluyen con la victoria de Zeus, es decir, de las fuerzas del orden y de la luminosidad del cosmos. En las descripciones, que acompaan el relato de la lucha, se hallan expresadas ideas cosmolgicas que han influido sobre distintas concepciones de los filsofos naturalistas posteriores.

Daremos algunos ejemplos]. Pues, precipitando un blido de bronce desde el cielo, rodando nueve noches y nueves das, llegara a la tierra en el dcimo da, y, a su vez, precipitando desde la tierra un blido de bronce, despus de rodar nueve noches y nueve das, llegara al Trtaro el dcimo da. Un recinto de bronce lo rodea, y a su alrededor, la noche muestra su triple faja de sombras en la entrada, y por encima estn las races de la tierra y del mar inmenso" Teogona, y ss.

Esta concepcin teognica, influir sobre la visin de la infinitud en los cosmlogos presocrticos: la idea de la raz de la tierra y del mar, que se extiende hacia el Trtaro, dar a Jenfanes el estmulo para afirmar que las races de la Tierra se prolongan por debajo al infinito, para eliminar as el Trtaro]. Y all, ms all de todas las cosas, se hallan las fuentes y los lmites de la Tierra oscura, y del Trtaro nebuloso y del mar infinito y del cielo estrellado; fuentes y lmites terribles, tenebrosos, que los Dioses odian: es el gran Abismo casma ; y ni an bastara todo un perodo astronmico, para que las cosas llegaran a tocar su fondo, despus de haber traspuesto sus puertas al principio, sino que seran llevadas de ac para all por horribles tempestades; prodigio espantoso tambin para los Dioses inmortales; y all, cubierta de profundas nubes, se hallan las terribles moradas de la Noche tenebrosa.

Teogona, y ss. De ah proviene, en los cosmlogos jonios, la idea del infinito primordial, que permanece como continente de los cosmos, fuente y trmino de su devenir. Tambin aqu, en su tempestuosidad, el Caos demuestra ser una amenaza para la conservacin del cosmos, ya que se perfila la idea de una posibilidad de disolucin y de formacin cclica. Y mucho ms an, porque las tempestades del Caos podan sugerir la idea, que parece haber extrado de ellas Anaximandro, de la formacin de remolinos tempestuosos, por medio del movimiento rotatorio de los cuales se distribuira la materia, de acuerdo a la densidad y a la gravedad, en un orden concntrico que significa la formacin de un cosmos en cada torbellino.

As resultan cosmos coexistentes en multiplicidad infinita, de la multiplicidad infinita, de los torbellinos, surgidos en el interior de las mltiples tempestades que agitan el Caos]. En el principio, slo existan el Caos y la Noche, el negro Erebo y el profundo Trtaro, pero todava no haban nacido la Tierra, ni el aire, ni el cielo. Y la noche, en los infinitos rincones de Erebo, engendr el primero de entre todos los Huevos de negras alas, y de este huevo, fecundado por los vientos, naci, en el cumplimiento del tiempo, Eros, el codiciado dios, de esplendente dorso de ureas alas, semejante a los torbellinos rpidos como el viento.

Y unido en el amplio Trtaro, con el Caos de alas tenebrosas, incub y di a luz la primera generacin de los inmortales. No existan otros Dioses, antes de que Eros mezclase todas las cosas. Las seis generaciones son precedidas por los seres inengendrados: Caos, Noche, Erebo y Trtaro; las generaciones estn iniciadas por la Noche, al parir el Huevo cosmognico de cuya fecundacin nace Eros; y a esta primera generacin le siguen otras cinco, indicadas por Platn, que omite especificar la ltima.

Entonces tenemos: cuatro principios inengendrados, de los cuales uno la Noche se convirti en generador de una generacin inicial asexuada; un segundo el Caos , concurri con Eros a la primera generacin sexuada y los otros dos funcionan como asiento de las generaciones y de los acoplamientos.

LA SOMBRA DEL CIPRES ES ALARGADA DESCARGAR PDF

Rodolfo Mondolfo

.

BURNDY Y750HSXT PDF

BREVE HISTORIA DEL PENSAMIENTO ANTIGUO

.

LEY 479-08 MODIFICADA 31-11 PDF

Rodolfo Mondolfo - El Pensamiento Antiguo

.

CONCEITO MARXISTA DO HOMEM ERICH FROMM PDF

El pensamiento antiguo

.

Related Articles