LEE STROBEL EL CASO DE LA FE PDF

The problem is, of course, that Strobel is not a great theologian. His approach to doctrine is very man-focused rather than Christ-focused. Because of that, The Case for Christ is a great work in apologetics. But that is not at all the approach of this work. Instead of looking at actual hard evidence, Strobel instead turns to philosophy to answer tough questions like, "If God is good, then why is there evil in the world.

Author:Kegis Zur
Country:Martinique
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):16 January 2014
Pages:392
PDF File Size:4.2 Mb
ePub File Size:11.18 Mb
ISBN:798-2-97887-857-1
Downloads:97157
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kelabar



Gerald L. Respuestas fascinantes a preguntas introspectivas brillantemente escogidas por uno que no teme hacer preguntas duras a los que exigen la verdad de la fe cristiana. Un gran forjador de fe. George B. Bueno, quiero decirles que Dios los ama.

Los ama tanto que nolO dio su Hijo para morir en la cruz por nuestros pecados. La fe era casi palpable para ellos. Algunas personas tienen hambre de seguridad espiritual, pero algo las detiene en experimentarla. Las objeciones los abruman. Las dudas los ridiculizan. Sus corazones quieren volar hacia Dios, pero el intelecto les mantiene bien atados.

Si todo fuera tan simple, se dicen con un suspiro. Si al menos no hubiera tantas preguntas. Sin embargo, eso fue hace mucho tiempo. Era como si una luz se prendiera en mi pecho y me limpiaba Gracias, Gracias. Para Graham, este fue un momento esencial. Ahora, en diferentes caminos, sus vidas comenzaron a divergir. Algunos no lo creen. El educador cristiano W. Bingham Hunter adopta un punto de vista opuesto. Necesito creencias basadas en la realidad y no desprendidas de ella.

Ya era tiempo de que hablara cara a cara con Charles Templeton. Llevaba chinelas negras. Su ralo y canoso cabello estaba un poco despeinado. Y, como sabe, el Alzheimer siempre es fatal.

Madeleine puede atestiguarlo. No obstante, casi siempre hablaba con elocuencia y entusiasmo, usando un vocabulario impresionante, subiendo o bajando su rica y contundente voz para enfatizar. Yo no, ni usted tampoco.

De ninguna manera. Hizo una pausa dejando que la pregunta flotara pesadamente en el aire. Sin embargo, me es imposible creer en Dios. Tengo Alzheimer. No, no lo es. Si eso es fe, no me interesaba.

Es un ser humano de primera. Cree con sinceridad, sin duda alguna. No lo pensaba mucho. Era un genio moral. Lo adoro. Su ira era santa. Se preocupaba por los agobiados y explotados. No cabe duda que demandaban una respuesta. Mi demanda essimplemente que Como alguien al borde de la muelte, tiene todo el incentivo para querer creer en Dios. Me obsesionaron. Al menos, no lo cree. No con sus objeciones. No olvidaba las preguntas de Templeton. Ya era tiempo de emprender el camino en busca de respuestas.

Si quiere. Sipuedey no quiere. Luego los frijoles. Las dificultades, los sufrimientos, las angustias, la crueldad del hombre porel hombre era mi dieta diaria corno periodista. Personas mutiladas o encorvadas por alguna deformidad estaban sentadas pasivamente en la suciedad.

Los insectos zumbaban por dondequiera. La sangre le brotaba de postillas en la cara. Como si lo hubieran arrebatado toda esperanza.

Estoy seguro que usted puede contar historias similares de dolor personal. La inmensidad de la crueldad aturde nuestras mentes, pero luego en ocasiones nos encontramos con una historia que personaliza los horrores y nos hace estremecer de nuevo.

Era, le dijo, un regalo de sus tropas: dieciocho kilos de ojos humanos. Y, sin embargo, existe. Sus imaginaciones caprichosas son en especial evidentes en Between Heaven and HeU [Entre el cielo y el infierno], lo que figura a C. Lewis, John F. Kreeft, usted es una persona inteligente y cree en una deidad que ama.

El oso, sin embargo, piensa que esto es un ataque y que el cazador quiere matarlo. Eso es indudable. No obstante, las Escrituras describen a Dios como un Dios oculto.

Uno tiene que hacer un esfuerzo de fe para encontrarlo. Dios nos da suficiente evidencia para que esos que lo quieren lo tengan. Los que busquen. A lo que me refiero es que en este mundo hay evidencia en contra y a favor de Dios. Sin embargo, cada uno de nosotros logramos emitir nuestro voto. La fe es activa; demanda respuesta. Usted no la conoce como yo". Sin embargo, existe evidencia que esto no puede ser". De modo que alguien que conoce a Dios tiene evidencia y, por lo tanto, prejuicios basados en esa evidencia, lo cual no tiene alguien que no conoce a Dios.

En realidad, se puede usar afavor de Dios. Pues bien, ese es otro nombre para Dios. Si a un estudiante le doy noventa puntos y a otro ochenta, eso presupone que cien es la verdadera norma. Lewis: "Si el universo es tan malo Si no hubo un comienzo o primera causa, el universo debe haber existido siempre. La evidencia objetiva, con solo ver el balance de placeres y sufrimientos en el mundo, parece que no justifica la creencia en un Dios absolutamente bueno.

No obstante, esto ha sido la creencia casi universal. Bueno, me supongo que uno puede creer eso si es un poco exclusivista. No con explicaciones, sino con fe". Era tiempo de ir al centro del argumento. Segundo, Dios es todo bondad. Tercero, Dios es todo poder.

Cuarto, Dios es todo sabio. Y quinto, la maldad existe. Parece que tiene que abandonar una de esas creencias. Si Dios es todopoderoso, es capaz de hacer cualquier cosa. Si Dios es todo bondadoso, quiere solo lo bueno. Si Dios es omnisciente, sabe lo que es bueno.

Era tiempo de averiguar. No puede hacer que el mal sea bueno. No puede cometer errores. El origen del mal no es el poder de Dios, sino la libertad de la humanidad.

WICHITA LINEMAN SHEET MUSIC PDF

El Caso de la Fe (The Case for Faith)

.

GRUNDLAGEN DER NIEDERSPANNUNGS-SCHALTTECHNIK PDF

El caso de Cristo: la historia real de una conversión

.

Related Articles