JOSE EUSTASIO RIVERA LA VORAGINE PDF

Soy de S. Nada supe de los deliquios embriagadores, ni de la confidencia sentimental, ni de la zozobra de las miradas cobardes. En vano mis brazos —tediosos de libertad— se tendieron ante muchas mujeres implorando para ellos una cadena. Casanare no me aterraba con sus espeluznantes leyendas.

Author:Nikasa Moogura
Country:Germany
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):2 February 2017
Pages:243
PDF File Size:14.65 Mb
ePub File Size:4.62 Mb
ISBN:861-2-53294-921-6
Downloads:1779
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Yoktilar



Soy de S. Nada supe de los deliquios embriagadores, ni de la confidencia sentimental, ni de la zozobra de las miradas cobardes. En vano mis brazos —tediosos de libertad— se tendieron ante muchas mujeres implorando para ellos una cadena.

Casanare no me aterraba con sus espeluznantes leyendas. Pero Alicia me estorbaba como un grillete. Nunca di pruebas de mansedumbre semejante. Unas mujeres aderezaron la cena y le dieron a Alicia un cocimiento de yerbas para calmarle la fiebre.

Es que lo manda notificar mi padrino. Firme como Intendente. Es que, de lo contrario, el Alcalde me archiva. El cuatrero, locuaz, caminaba a mi diestra, relatando sus padecimientos.

Mucho tigre y mucha culebra he matado con la ayuda de Dios. Era la fogata de insomne reflejo, colocada a pocos metros de los chinchorros, para conjurar el acecho del tigre y otros riesgos nocturnos. Arrodillado ante ella como ante una divinidad, don Rafo la soplaba con su resuello. Es el desierto, pero nadie se siente solo: son vuestros hermanos el sol, el viento y la tempestad.

Ni se les teme ni se les maldice. Desde nuestra llegada hizo compras para nosotros, atendiendo los encargos de Alicia. Piensen ustedes que yo temblaba como azogue.

Bajo la gloria del alba hendieron el aire los patos chillones, las garzas morosas como copos flotantes, los loros esmeraldinos de tembloroso vuelo, las guacamayas multicolores. Luego, nosotros, prosiguiendo la marcha, nos hundimos en la inmensidad. Pastaban en un estero hasta media docena, y al ventearnos enderezaron hacia nosotros las orejas esquivas. La laguneta de aguas amarillosas estaba cubierta de hojarasca.

Unos mastines enormes vinieron a nuestro encuentro, con ladridos desaforados, y nos dispersaron las bestias. Dende el lunes se jue. Ya todo el mundo ha comprao. Ora la traigo. Eran unas postales en colores. Lanchas de vapor humeaban en el puertecito. Miren, estos montes son los cauchales. En este cuarto nos quearemos las dos.

Todo lo fueron tocando, examinando, comparando, casi sin hablar. Y montaron. Por grande que sea la tierra, me quema bajo los pies. Con vos no me toy metiendo. Como advirtiera que estaba en traje de alcoba, se fue con pretexto de vestirse, llevando dentro de la mano ahuecada la luz de una vela. Barrera lo ha trastornado todo.

Mejor que le prendieran candela.

CARLOS FUENTES THE DEATH OF ARTEMIO CRUZ PDF

José Eustasio Rivera

In he enrolled at the Faculty of Law and Political Sciences of National University , graduating as a lawyer in Disappointed with the lack of resources offered by his government for his trip, he abandoned the commission and continued travelling on his own. He later rejoined the commission, but before that he went to Brazil, where he became acquainted with the work of important Brazilian writers of his time, particularly Euclides da Cunha. To write this novel he read extensively about the situation of rubber workers in the Amazon basin. After the success of his novel, he was elected, in , as a member for the Investigative Commission for Exterior Relations and Colonization. He also published several articles in newspapers in Colombia.

EL APANDO DE JOSE REVUELTAS PDF

La vorágine de José Eustasio Rivera

.

BIOLOGY OF SPIDERS RAINER FOELIX PDF

La Vorágine

.

HAFIZ DIVANI PDF

La vorágine

.

Related Articles