JAVIER AUYERO CLIENTELISMO POLITICO PDF

Uno de los efectos de esta antologa de imgenes preconstruidas que vinculan lugares y temas culturales es, de acuerdo al antroplogo A. Appadurai, el de achatar toda la complejidad cultural y ubicar el fenmeno estudiado bajo una categora general y generalizable, en este caso, la de clientelismo. En la actualidad la nocin de clientelismo est siento examinada y cuestionada desde distintas perspectivas Gay, ; Burgwald, Sin embargo, en su gran mayora, los estudios sobre clientelismo poltico han llegado a una suerte de impasse, tornndose familiares, hasta previsibles. Uno de esos temas poco explorados constituye la preocupacin central de este artculo: las visiones diferentes que los clientes tienen de la poltica clientelar. Los testimonios sobre el funcionamiento del clientelismo son normalmente recogidos de los polticos de la oposicin, de los periodistas, o en el mejor de los casos de lderes de organizaciones barriales.

Author:Brakinos Zulutaxe
Country:Australia
Language:English (Spanish)
Genre:Literature
Published (Last):19 November 2012
Pages:446
PDF File Size:19.55 Mb
ePub File Size:13.55 Mb
ISBN:262-1-51807-121-6
Downloads:76496
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Vizragore



En materia social hay generalizaciones que son doblemente peligrosas: primero porque falsean la realidad e impiden actuar adecuadamente sobre ella y segundo, porque casi siempre acaban culpando a las vctimas. Una de esas generalizaciones es que a la mayora de los pobres no les gusta trabajar. Otra, que el clientelismo poltico se nutre de esa misma indolencia. Punteros aprovechados distribuiran algunas migajas entre una poblacin miserable e ignorante, y a cambio de esto lograran votos y apoyo para sus manifestaciones.

Javier Auyero hace estallar tales mitos, luego de un extenso y riguroso trabajo de campo que le permiti desmontar la trama de los reales mecanismos en que se sustentan las redes clientelares. La investigacin en la que se basan los trabajos resumidos en este libro fue realizada por el autor en los aos , y Desde entonces ha venido siguiendo de cerca el tema.

Actualmente Javier Auyero contina desarrollando investigaciones sobre el clientelismo poltico como parte de sus actividades docentes y junto a un colega de la UE de Nueva York. Este libro refleja tanto el estado del clientelismo en la Argentina contempornea, as como tambin las reflexiones del autor sobre esta persistente forma de hacer poltica. Una de las primeras percepciones instaladas que este libro viene a refutar es la que considera al clientelismo una prctica original de nuestra clase poltica.

Prcticas clientelares han existido y existen en lugares con distinto nivel de desarrollo poltico y econmico, y con diferentes tradiciones culturales. Desde Chicago en Estados Unidos hasta el Distrito Federal en Mxico, desde el sudeste asitico hasta la cuenca mediterrnea. Citando a Robert Gay, otro investigador que se ocup de las redes clientelares trabajando en las favelas de Rio de Janeiro, este libro plantea una distincin entre las relaciones clientelares "densas" y "sutiles".

En Brasil, seala Robert Gay, los militantes sociales de los 70 y 80 lograron persuadir a gran parte de la poblacin de los sectores ms desposedos de que el intercambio explcito de favores por votos conspiraba a la larga en contra de sus intereses comunes, y fueron capaces, en consecuencia, de vaciar a los programas de desarrollo social de cualquier componente partidaria explcita.

Desmontado el clientelismo denso, el clientelismo sutil fue ms resistente: resulta dificil convencer a la gente de que la mera ejecucin de planes sociales no amerita un reconocimiento en las urnas. Tal es el mecanismo que este investigador seala como clientelismo institucional.

Al momento de indagar en el caso italiano, el autor examina la relacin intuitiva que se hace entre clientelismo y mafia. Esta asociacin no es descabellada, porque las relaciones que preominan hacia el interior de la mafia como maquiaria paralela de ley y poder organizado son relaciones personalizadas ente un patrn y sus seguidores, basadas en intercambios recprocos y lealtad mutua.

Pero los parecidos superficiales terminan all. El clientelismo y la territorializacin del dominio de los referentes estn lejos de constitur un sistema paralelo de gobierno y administracin de justicia, y tampoco estn dominados por conductas ilegales. Para ponerlo en trminos simples, la mafia es sin duda clientelista, pero no todo clientelismo es necesariamente mafioso. A diferencia de la mayora de los testimonios sobre el funcionamiento del clientelismo, que normalmente son recogidos de lderes de la oposicin, de los periodstas o, en el mejor de los casos, de lderes de organizaciones barriales; este libro indaga lo que la gente que recibe favores, bienes y de parte de los punteros, quienes sin duda intentan obtener su apoyo y votos, piensa y siente sobre esta prctica poltica.

Slo espordicamente se escucha a los llamados "clientes", a las razones que dan para sus comportamientos apoyar a este o aquel candidato, ir a tal o cual acto , a sus propios juicios acerca de lo que otros llaman prcticas antidemocrticas. Observar el clientelismo desde esta perspectiva nos ayudar a compreder dos factores de esta institucin informal: su doble vida y su negacin colectiva. Entre clientes y punteros se genera una verdad sobre la poltica que excluye la posibilidad de obrar y pensar de otro modo, que excluye, ignora, no escucha, todas las crticas al carcter injusto, manipulador, coercitivo de esas prcticas.

En la medida en que la resolucin de problemas se inclina a legitimar un estado de cosas de facto, intercambios materiales y simblicos en que una cosa es dada, un favor es otorgado y un mensaje es comunicado, se sustenta un balance de poder desigual, por lo que podemos describir estas prcticas como mquinas ideolgicas.

El acto de "dar", las acciones "sacrificadas" y "preocupadas" de los mediadores, transforman, o intentan transformar, una relacin social contingente la ayuda a alguien que lo necesita en una relacin reconocida resolvemos un problema y al mismo tiempo acreditamos a tal o cual puntero como "nuestro" resolvedor de problemas.

Este reconocimiento est en la base de la resolucin de problemas mediante la intermediacin partidaria. En un contexto discursivo de cooperacin, compaerismo y solidaridad, se construyen lazos que congelan un determinado balance de fuerzas y se oculta la asimetra de la relacin que vincula al dirigente con el cliente. Dar, hacer un favor, termina siendo as una manera de poseer. Intereses relacionados.

LIVRO UM TOC NA CUCA PDF

Auyero - Clientelismo político

Find a copy in the library Finding libraries that hold this item Your Web poliitico is not enabled for JavaScript. The Ethnography of an Obsession. Nueva York, Palgrave, pp. Eliasoph, Nina, Making Volunteers. The E-mail Address es field is required.

CHARLES BARGUE DRAWING COURSE PDF

JAVIER AUYERO CLIENTELISMO POLITICO PDF

.

KING OF DIAMONDS CHEYENNE MCCRAY PDF

Clientelismo político

.

DUA KUMAIL URDU PDF

Javier Auyero

.

Related Articles