ATAHUALPA YUPANQUI EL PAYADOR PERSEGUIDO PDF

Next skip Atahualpa Yupanqui El payador perseguido El payador perseguido Con permiso via dentrar aunque no soy convidao, pero en mi pago, un asao no es de naides y es de todos. Eso lo llevo en la sangre dende mi tatarabuelo. Gente de pata en el suelo fueron mis antepasaos, criollos de cuatro provincias y con indios misturaos. Mi tata era sabedor por lo mucho que ha rodao. Pena sobre pena y pena hacen que uno pegue el grito. Vuelo porque no me arrastro, que el arrastrarse es la ruina.

Author:Vosho Tojagis
Country:Cape Verde
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):16 February 2010
Pages:186
PDF File Size:4.28 Mb
ePub File Size:13.74 Mb
ISBN:329-1-15729-345-7
Downloads:91058
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Galar



Next skip Atahualpa Yupanqui El payador perseguido El payador perseguido Con permiso via dentrar aunque no soy convidao, pero en mi pago, un asao no es de naides y es de todos. Eso lo llevo en la sangre dende mi tatarabuelo. Gente de pata en el suelo fueron mis antepasaos, criollos de cuatro provincias y con indios misturaos. Mi tata era sabedor por lo mucho que ha rodao.

Pena sobre pena y pena hacen que uno pegue el grito. Vuelo porque no me arrastro, que el arrastrarse es la ruina. Aunque mucho he padecido no me engrilla la prudencia. El payador perseguido La vanidad es yuyo malo que envenena toda huerta.

El trabajo es cosa buena, es lo mejor de la vida. Pero la vida es perdida trabajando en campo ajeno. Uno trabaja de trueno Y es para otro la llovida. Nosotros, el cu Hombres grandes y muchachos como malditos en vida, esclavos de la bebida se la pasaban borrachos. En medio de ese rigor no faltaba una vihuela, con que el pobre se consuela cantando coplas del amor. En esos tiempos pasaban cosas que no pasan ya.

Formas de curar la herida que sangra en el trajinar. Algunos cantaban bien. Atahualpa Yupanqui Los piones formaban versos con sus antiguos dolores. El criollo cuida su flete, su guitarra y su mujer. Se aflije si se le pierde un bozal, un maneador, pero no siente furor si al escucharle una trova, viene un pueblero y le roba su mejor canto de amor. Es como cuando un quebranto en la noche de los llanos hace aflojar al paisano y el viento le lleva el llanto.

Siempre caza palomitas cualquiera que anda cazando Lo que nos hizo dichoso tal vez se pueda olvidar. Pero angustias y tormentos son marcas que han de durar El payador perseguido Estas cosas que yo pienso no salen por ocurrencia.

Para formar mi esperencia yo masco antes de tragar. Pero si uno, como Fierro, por ahi se larga opinando, el pobre se va acercando con las orejas alertas, y el rico vicha la puerta y se aleja reculando. Que elija una sola estrella quien quiera ser sembrador Hay diferentes montones, unos grandes y otros chicos. El payador perseguido Aunque canto en todo rumbo tengo un rumbo preferido.

Yo soy del norte y del sur, del llano y del litoral. Y naide lo tome a mal si hay mil gramos en el kilo. Ande quiera estoy tranquilo pero ensillao, soy bagual. Sin buscar la conveniencia ni alistarse con padrinos. De esos oscuros caminos yo ya tengo la experiencia. Atahualpa Yupanqui Yo canto, por ser antiguos cantos que ya son eternos, y hasta parecen modernos por lo que en ellos vichamos. Con el canto nos tapamos para entibiar los inviernos Por la fuerza de mi canto conozco celda y penal.

Cantor que canta a los pobres ni muerto se ha de callar, pues ande vaya a para el canto de ese cristiano, no ha de faltar el paisano que lo haga resucitar. Atahualpa Yupanqui El estanciero presume de gauchismo y arrogancia. Aquel que tenga sus reales hace muy bien en cuidarlos. Pero si quiere aumentarlos que la ley no se haga el sordo.

En todo puchero gordo los choclos se vuelve marlos. El payador perseguido Fuera tal vez la guitarra. Y eso que no vine pobre, pues traiba alpargatas nuevas. Cosas de la juventud Porque supe bien como es la vida de los paisanos. La cosas estaba en pensar que al pulsar el instrumento, hay que dar con sentimiento toda la fuerza campera. Pero nadie larga afuera si no tiene nada adentro Queda callada la pampa cuando se ausenta la luz.

Entonces, igual que un poncho, a uno lo envuelve la tierra. Desde el llano hasta la sierra se va una sombra extendiendo, y el alma va comprendiendo las cosas que el mundo encierra.

Si el hombre es un peregrino, o busca amor y querencia, o si cumple la sentencia de morir en los caminos. En el Norte vide cosas que ya nunca he de olvidar. Rara vez mata el paisano porque ese instinto no tiene. Al duelo criollo se aviene por no recular ni un tranco. Hace saber que no es manco y en el peliar se entretiene. No hay serrano sanguinario ni colla conversador. Siempre el criollo ha de peliar de noche y medio machao. Si he pasao lo que he pasao quiero servir de alvertencia.

Pobre de aquel que no sabe del canto las hermosuras. Con los tumbos del camino se entran a torcer las cargas. Y aquel que llega a olvidarse las ha de pasar amargas. Los campos, con ser ajenos, los cruzo de un galopito. Siempre hay alguna tapera en la falda de una sierra. Y aunque me quiten la vida o engrillen mi libertad. All pages:.

DE CASTELJAU ALGORITHM PDF

ATAHUALPA YUPANQUI EL PAYADOR PERSEGUIDO PDF

His father was a mestizo descended from indigenous people, while his mother was born in the Basque country. In a bow to two legendary Incan kings, he adopted the stage name Atahualpa Yupanqui , which became famous all around the world. In his early years, Yupanqui travelled extensively through the northwest of Argentina and the Altiplano studying the indigenous culture. He became politically active and joined the Communist Party of Argentina.

O SEMEADOR DE ESTRELAS SUELY CALDAS SCHUBERT PDF

ATAHUALPA YUPANQUI, EL PAYADOR PERSEGUIDO

.

HOW LOVELY ARE THY DWELLINGS SAMUEL LIDDLE PDF

Coplas Del Payador Perseguido

.

Related Articles